• Una mano de bronce contiene palabras en euskera arcaico


  • Fue colgado en la puerta de una ciudad devastada por los romanos.


  • La Sociedad Aranzadi impulsa las excavaciones en el monte Irulegi

Es un milagro arqueológico y tiene nombre: la mano de Irulegi. Lo sorprendente de esta mano de bronce de tamaño natural, encontrado cerca de Pamplona, es que podría convertirse en la clave para entender el nacimiento del euskera. La lengua de los antiguos vascos ha sido identificada en una pieza de metal que se colgó hace más de dos mil años en una puerta de madera y servía para desear buena suerte a quienes entraban o salían de esa vivienda. En su reverso alguien escribió con un puntero el palabra Sorioneku, “buena suerte”. Es una palabra claramente identificable con el actual Zorionakque en euskera significa “enhorabuena”.

El hallazgo se realizó durante las excavaciones de un pequeño asentamiento vasco, destruido por un incendio y abandonado en el primer cuarto del siglo I a.C. La localidad de Irulegi fue probablemente una víctima más de las “guerras sertorianas”, la guerra civil librada en Hispania Citerior por las tropas de dos comandantes militares romanos: Sertorio y Pompeyo. Sertorio desafió el poder de Roma y pagó con su vida su alta traición. Aquel conflicto dejó miles de muertos entre las tribus originarias de Hispania y un regalo inesperado para la posteridad: una inscripción que puede permitir a los lingüistas del siglo XXI desentrañar el misterioso origen del euskera.

¿Por qué es importante este hallazgo? ¿Qué significa la identificación de una primera palabra en la lengua antigua de los vascos? ¿Se puede manipular ideológicamente este descubrimiento? Estas son algunas de las preguntas que seguro podrás hacerte hoy al escuchar este nuevo capítulo del videopodcast ‘A ver si me he enterado’, presentado en NIUS por Miguel Ángel Oliver. No te pierdas las respuestas de Mattin Aiestaran, director de la excavación, y Javier Velaza, catedrático de Filología Latina de la Universidad de Barcelona.



Source link

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *