Vicente Porro Matito tiene que usar una silla de ruedas a diario desde hace casi 20 años, a causa de un meningocele. Una especie de rara espina bífida que, hasta los 30 años, le permitió llevar una vida normal. “Sufrí un nervio pinzado en la parte baja de la espalda que afectó mi médula espinal”, le dice a NIUS. Desde entonces, la silla y las muletas forman parte de su cuerpo.

Un revés que lejos de hundirlo lo hizo flexionar. Y nunca mejor dicho. Apasionado del culturismo, siguió entrenando el deporte que le pone, dice, los pelos de punta. Ahora, con casi 50 años, debut en el campeonato Deporte Interterritorial Hidalgo que, este sábado 29 de octubre, reúne a más de medio centenar de culturistas de toda España en Coria del Río (Sevilla) y que, como novedad para esta edición, incluye una categoría para deportistas con discapacidad.

Una lesión en el brazo casi lo elimina

“Estoy en la mejor forma de mi vida”, dice Vicente, quien tiene claro que la fuerza que manda es la voluntad. “todo esta en la mente, es el que logra los objetivos. No hay límites”, asegura. Ya tiene experiencia en la superación de barreras.

A su discapacidad se suma una grave lesión en un tendón del brazo que, hace unos años, casi logró extirparlo. “El médico me dijo que ya no podía entrenar, ni sostener las muletas. Tenía los brazos muy magullados”, nos cuenta.

Su hija de 8 años, su mejor fan: “Dice que su padre es el más fuerte”

Pero una vez más, con ganas, esfuerzo y sacrificio, superó el reto. Una dieta especial y el entrenamiento diario hacen el resto. “Este es un estilo de vida”, dice ella. En ese camino la acompaña su hija. María del Mar, a sus 8 años, se ha convertido en su mejor amuleto y su fan número uno. “ella siempre va conmigo y me ayuda con silla y muletas. Siempre pendiente de su padre”, reconoce.

Vicente Porro Matito, culturismo adaptado, con su hija

Vicente Porro Matito, culturismo adaptado, con su hijaNIUS

como no podía ser de otra manera, la pequeña también estará con su padre en este campeonato que ambos viven con la misma ilusión. Para ella, las barreras tampoco existen. “Cuando un niño le cuenta algo sobre la discapacidad, le dice que su padre es más fuerte en silla de ruedas que su padre de pie”, cuenta orgulloso Vicente, que ha preparado una coreografía con la que espera cautivar al jurado.

Un largo camino en el que siempre ha tenido como referentes a los grandes de esta disciplina. Yay Cutler, Ronnie Coleman y como no? Considerado por muchos como el mejor culturista de todos los tiempos, Arnold schwarzenegger. “Soy un fanático de él. Tengo sus camisetas, fotos, carteles, todo”, asegura. Él pensará en ellos durante la competencia. “Voy a cumplir mi sueño. Para mí ya es una victoria”, dice. Independientemente de la discapacidad, lesión o edad.



Source link

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *