• El total de parados se sitúa en 2.881.380 personas, la cifra más baja en un mes de noviembre desde 2007


  • El Gobierno calcula que el empleo crecerá un 4% este año 2022, en máximos de los últimos años


  • Entre los menores de 30 años, ya hay dos millones de afiliados con contrato indefinido

Se está convirtiendo casi en una sorpresa habitual. Un mes más, el mercado laboral arroja datos que contrastan con el entorno de elevada incertidumbre y revisiones a la baja del crecimiento económico. Lo normal hubiera sido ver destrucción de empleo en noviembre, si exceptuamos el periodo covid, pero este año el saldo se saldó casi plano: -155 afiliados menos al cierre del mes. El año pasado hubo una contratación récord con casi 62.000 nuevos puestos de trabajo. Sin embargo, la media de noviembre de los cinco años previos a la pandemia fue una caída del empleo de unas -30.000 personas.

Lo mismo ocurre con las cifras de paro: el mes de noviembre registró la mayor caída de los últimos diez años si exceptuamos el año 2021 todavía marcada por el covid. El paro registrado en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) descendió en 33.512 personas.

“Se trata de una caída particularmente significativa teniendo en cuenta la adversa coyuntura económica en el panorama internacional”, destacó el Ministerio de Trabajo. El número total de parados se sitúa en 2.881.380 personas y es el más bajo en un mes de noviembre desde 2007.

La hostelería pierde 101.000 afiliados

Por actividades, la gran protagonista fue la hostelería que destruyó 101.000 puestos de trabajo. Una caída que fue compensada por otros sectores como la construcción, el comercio, la educación y la administración pública. Entre los cuatro sumaron 75.000 nuevos afiliados el pasado mes de noviembre. El sector agrícola contrató a 6.600 trabajadores.

Sorprenden los datos de la industria manufacturera, con casi 4.700 afiliados más. Este buen comportamiento también se observa en las cifras de desempleo. El desempleo cayó en todos los sectores principales, incluida la propia industria. (-3.700 parados). Esta es una de las actividades más afectadas por la actual situación de crisis energética, cuellos de botella y el aumento del coste de las materias primas. Por otro lado, el número de trabajadores en ERTE se mantiene estable en torno a los 20.000 ocupados.

El total de contratos registrados durante el mes de noviembre fue de 1.424.283. De estos, 615.236 contratos (43%) fueron de carácter indefinido.

El empleo crecerá un 4% este año

“Los datos de los once primeros meses del año permiten anticipar un crecimiento de la afiliación en el conjunto de 2022 cercano al 4%, la mayor tasa de crecimiento de los últimos años”, destaca el Ministerio de la Seguridad Social.

Once meses después de la entrada en vigor de la reforma laboral, sus efectos siguen sintiéndose en esta estadística del mercado laboral. El número de afiliados con contrato indefinido ya es 2.3 millones superior al cierre de 2021. Y en el grupo de menores de 30 años ya hay 2 millones de afiliados con contrato indefinido.



Source link

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *