• Fuentes consultadas por NIUS explican que la sedición ha desaparecido y que esto desemboca en desfalcos


  • Desaparece el desfalco porque el fin para el que se utilizó el dinero ya no es “ilícito”


  • La reforma no contempla el “objetivo sedicioso” de secesión por el que se descartó el delito de desórdenes públicos

“Todavía tienes que devolverle el dinero”, Según fuentes del Tribunal Supremo consultadas por Nius sobre el futuro de Carles Puigdemont, una vez registrada la reforma del Código Penal que acaba con el delito de sedición. Consideran que una vez se publique esta reforma en el BOE, se paralizarían las órdenes de detención contra el juez Pablo Llarena.

En el Alto Tribunal, algunos de sus miembros están indignados por la propuesta de reforma del delito, que implica una modificación de la sentencia que condenaba a los cabecillas con penas de hasta 13 años de prisión.

El problema, como explican estas fuentes, es que el delito de sedición tenía el objetivo “ilícito” de la secesión unilateral. Cuando desaparece el tipo de sedición, y no se considera delito la secesión unilateral, desaparece también el desfalco, que era un “delito instrumental”.

Es decir, el uso de fondos públicos para el 1-O fue un delito porque sirvieron para proclamar una independencia unilateral que luego fue considerada criminal. Si ese objetivo ya no es un delito, por la reforma, tampoco lo es el uso de dinero público para ello.

En el delito de desórdenes públicos, o al menos según la propuesta, no hay referencias a ese “objetivo sedicioso” que los magistrados del Tribunal Supremo.

A ello se suma el argumento de otras fuentes jurídicas, que aseguran que con el cambio, el delito de sedición de Puigdemont o Marta Rovira, prescribiría el próximo año, ya que hablamos de un delito de cinco años por el que no han sido imputados. .

Pero en el Supremo consideran que ni siquiera hace falta esperar, que las órdenes de detención activadas por el juez Pablo Llarena automáticamente dejarán de surtir efecto porque ya no existe el delito de sedición y el de peculado, delito instrumental, tampoco.

La ministra de Justicia, sobre el futuro de Puigdemont: “Dependerá de los tribunales”

Aunque el portavoz del PSOE, Patxi López, ha asegurado que si Puigdemont vuelve a España será juzgado, en la Audiencia Nacional apuntan que es muy probable que el expresidente ni siquiera tiene que pasar por la oficina del juez Llarena después de regresar a España.

Poco después, la ministra de Justicia, Pilar Llop, ya no ha sido tan firme como López: “Dependerá de cómo interpreten los tribunales el nuevo Código Penal”, ha respondido sobre el futuro de Carles Puigdemont.

El ministro ha defendido la reforma como algo que “debía haberse hecho hace mucho tiempo”.



Source link

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *