El seleccionador nacional de fútbol, ​​Luis Enrique Martínez, Se mostró “satisfecho” con su selección este martes, pese a la eliminación del Mundial de Qatar 2022 tras perder en la tanda de penaltis ante Marruecos, al mismo tiempo que confesó que aunque seguiría “toda la vida” al frente de España, tiene que pensar “que es lo mejor para la selección”.

“No te lo puedo decir porque no sé, se me acaba el contrato pero sabes que estoy muy cómodo. Si por mí fuera, y por lo que significa el amor de Rubiales y Molina, seguiría toda la vida. Pero tengo que pensar que es lo mejor para Luis Enrique y para la selección“, indicó el técnico en rueda de prensa posterior al partido.

En este sentido, el técnico se mostró contento con el rendimiento de su equipo y quiso felicitar a Marruecos por la victoria. “Es cierto que se nos puede culpar de generar más situaciones, pero esas fases del juego las conozco bien, Marruecos ha defendido muy bien. Estoy más que satisfecho con mi equipo, han representado a la perfección mi idea futbolística. Felicito a Marruecos, ha sido mejor en los penaltis”, afirmó.

Somos profesionales y creo que fue un partido muy limpio. Cada uno con su idea. No tengo quejas de Marruecos, todo lo contrario. Quiero que los niños vean cómo se digiere una derrota felicitando al que ha ganado”, reconoció.

Sin embargo, el técnico quiso asumir la responsabilidad de haber fallado en la tanda de penaltis y felicitó el portero marroquí, Yassine Bono. “Es mi responsabilidad. Elegí los primeros tres lanzadores, los demás fueron elegidos en base a cómo se sentían. Bono es un portero espectacular y hoy estuvo soberbio”, reconoció.

Además, el asturiano agradeció a sus jugadores el trabajo realizado a lo largo del Mundial y confesó que está “a muerte” con ellos. “Estoy muy contento con el perfil de jugador que tengo. No los cambiaría por ningún otro.Voy con ellos a la muerte. Si hay un responsable soy yo, felicito a mis jugadores por cómo han competido y por el Mundial que han hecho. Tenemos un sentimiento de tristeza porque no hemos podido devolver a la afición el cariño que nos ha dado con el resultado”, dijo.

“Esto es deporte. los jugadores han hecho todo lo que les he dicho, han seguido el plan al 99%. Pero ya está, se acabó, ya no sirve de nada azotarse. No tengo un solo reproche para este grupo. Ha sido una concentración ideal. Tengo el resentimiento de los jugadores que no han podido jugar. Sobre todo con Sarabia, que ha salido a lanzar un penalti y ha tenido dos ocasiones. Debería haber sido el titular. Ese es el único castigo que tengo”, subrayó.

“Nunca visito el vestuario después de un partido porque no es el momento de sacar conclusiones. Hoy si he hablado con ellos y les he animado, les he agradecido su esfuerzo. Les he dicho que no pasa nada y que la vida sigue, en el futuro ojalá les pueda servir”, concluyó.



Source link

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *