• Dos sentencias han acreditado este derecho de familia sevillana, pero la administración persiste y presenta un recurso ante el Tribunal Supremo


  • Luego de solicitarlo, solo se concedió al padre y a los hijos, excluyendo a la madre.


  • Diferencia entre pareja de hecho y matrimonio

La justicia, sin embargo, Les ha dado la razón en dos ocasiones. Primero, fue un juzgado de primera instancia, en una sentencia pionera en Andalucía. Posteriormente, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que volvió a apoyar a la pareja, defendiendo el derecho de ambos progenitores a ser reconocidos como miembros de una familia numerosa “a plenos efectos”.

La administración andaluza, sin embargo, persiste en su posición y ahora ha recurrido al Tribunal Supremo. “No lo esperábamos. Nos sorprende mucho esta insistencia porque ambas sentencias fueron muy claras y la posición de la Junta es reiterativa, no aporta nada nuevo”, explica Ocaña a NIUS.

Hasta ahora, el argumento de la administración es que “no existe vínculo conyugal” entre ambos porque se trata de una pareja de hecho y no de un matrimonio. Esto llevó, en un principio, a otorgar el título de familia numerosa únicamente al padre y a sus tres hijos, rechazando el de la madre. “Era aún más grotesco. Si hay que dejar a alguien fuera, que sea el padre y no discriminen a la madre, que en realidad es la única que ha dado a luz a los tres niños”, apunta. Un hecho que cree que fue circunstancial ya que fue él quien rellenó el formulario de solicitud.

¿Qué alega la Junta de Andalucía?

El gabinete jurídico de la administración andaluza se aferra a la “literalidad” de la norma estatal. “Según este precepto, la familia numerosa está formada por uno o dos ascendientes, estos últimos sólo cuando existe vínculo conyugal entre ellos, o por un ascendiente y su cónyuge (que no lo es). Por “injusto” que sea, es lo que establece la Ley del Estado”, señalan en el recurso al que ha tenido acceso NIUS.

Y se remiten a la norma andaluza, Ley 5/2002, de 16 de diciembre, de Parejas de Hecho, que en su art. 22 dispone que “en lo no expresamente regulado en esta Ley, las parejas de hecho se equipararán al matrimonio en las relaciones jurídicas que puedan establecer con las distintas Administraciones Públicas de Andalucía en su propio ámbito de competencia, con las únicas limitaciones que resulten . impuesto por el aplicación de la normativa estatal”, recoge el coche.

“Dado que la Ley 40/2003 no contempla otras relaciones afectivas análogas a la conyugal en lo que se refiere a la atribución de la condición de beneficiarios del título de familia numerosa, la administración regional no puede equiparar dicha relación con el matrimonio en el asunto que nos ocupa”, señalan.

Si el Supremo les da la razón, sentaría jurisprudencia

“Se basan en una contradicción entre ambas leyes. La autonómica reconoce a todos los efectos a las parejas de hecho, mientras que la estatal solo habla de matrimonio y se centran en eso”, explica Ocaña, que confía en que, una vez más, la Justicia les dará la razón. “Si el Supremo dicta una sentencia, crearía jurisprudencia. Sería la primera vez que se pronuncia sobre el carnet de Familia Numerosa“, él apunta.

“Ya es cuestión de dignidad”, señala Ocaña tras este periplo judicial de casi cuatro años. Algo a lo que han podido hacer frente dedicándose ambos a la profesión de abogado. “Esto le habrá pasado a muchas parejas, pero ¿quién se va a meter en una demanda contra la Junta por un carnet de familia numerosa?”. lamentó el abogado.

Más allá de los beneficios que se pueden obtener con la obtención del carné, que, según el letrado, “son pocos”, desde el punto de vista de la Justicia material es muy simbólico. “Es un paso muy importante para la igualdad y un reconocimiento de la protección que otorga la Ley de Familias Numerosas a las parejas de hecho. No es juntos que se discrimine a nadie por eso”, apunta.



Source link

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *