• Lleva 27 días ingresada en el Centro de Recuperación de Especies Amenazadas ‘Dunas de San Antón’


  • El ave ha sido liberada en el coto donde fue encontrada, en presencia de su salvador


  • “Lamentablemente” no todas las historias “terminan así”, recuerdan desde Medio Ambiente

Debilitado y desnutrido como resultado de las lesiones sufridas por un disparo de escopetaasí que encontró el guardia de un coto de caza desde Medina Sidonia, en la provincia de Cádiz, hasta un águila perdicera.

Su rápida intervención, dando aviso a los agentes medioambientales de la zona, ha permitido que, tras cerca de un mes de recuperación, este ejemplar de ave tenga reanudó el vuelo.

Para los Agentes de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía se trata de un caso excepcional “con una final feliz“. “Lamentablemente” no todas las historias “terminan así”, aseguran desde su cuenta oficial de Twitter. “Apelamos a la necesidad de preservar estas especies y tomar el ejemplo de este profesional que mantiene la equilibrio entre la gestión de la caza y la conservación de la vida silvestrerecordando que “no son incompatibles”.

Cuando fue trasladada al Centro de Recuperación de Especies Amenazadas “Dunas de San Antón” para ser evaluada y atendida, el personal veterinario encontró hasta 10 pesos alojados en diferentes zonas del cuerpo. Además, también se pudieron ver impactos de plomo en sus alas. Afortunadamente, la munición no había afectado órganos vitales y el ave se recuperó “extraordinariamente bien” tras 27 días de ingreso.

Es un hembra reproductora la cual tiene un gran territorio asentado en la zona en que fue hallada y sus alrededores.

El espécimen ya ha sido liberado después de ser marcado para seguimiento. La liberación se ha llevado a cabo en el coto de caza donde fue encontrada y en presencia del guardia que la rescató.



Source link

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *