• En un comunicado, Michael Kim, del bufete de abogados Kobre & Kim, se felicitó de que la demanda “ahora puede avanzar hacia el juicio”.


  • A su juicio, la demanda de su cliente conlleva “acusaciones muy graves de acoso que se prolongaron durante mucho tiempo, y que serán examinadas en detalle cuando se lleve a cabo el juicio”


  • El tribunal convalidó el recurso presentado por el emérito para justificar que su actuación entre abril de 2012 y el 18 de junio de 2014 no pertenecía a su ámbito privado

los defensa de la ex amante de Juan Carlos I, Corinna zu Sayn-Wittgenstein, destacó este martes que la inmunidad que la Corte de Apelaciones de Londres concedió este martes al rey emérito por su actuación hasta su abdicación, en 2014sólo “afecta a un sujeto muy limitado”.

En un comunicado, Michael Kim del bufete de abogados Kobre & Kimse felicitó de que la demanda “ahora puede avanzar hacia un juicio en el High Court de Londres”, y recordó que “la mayor parte de la demanda, a partir de 2014, no está afectada y debería ir a juicio”.

A su juicio, la demanda de su cliente conlleva “acusaciones muy graves de acoso que se prolongaron durante mucho tiempo, y que serán examinadas en detalle cuando se lleve a cabo el juicio”.

La Corte de Apelaciones de Inglaterra y Gales, en su sala de lo civil, concedió este martes inmunidad por sus actos al rey emérito de España, Juan Carlos I hasta el momento de su abdicación en 2014en el proceso que se sigue en su contra en Reino Unido por el presunto acoso al que sometió a su ex amante.

El juzgado convalidó el recurso presentado por el emérito para justificar que su actuación entre abril de 2012 y el 18 de junio de 2014 no pertenecía a su esfera privada, por lo que conviene para concederle la inmunidad en ese plazo y el juicio contra él podría adelantarse por sus actos después de su abdicación.

A pesar de que el proceso se realizará presumiblemente el próximo año, la sentencia de hoy deja fuera del proceso algunas de las acciones más dañinas por la causa del emérito, en especial las referidas a las supuestas maniobras de acoso y espionaje dirigidas por el entonces titular del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán.

“Juan Carlos argumentó en la Corte de Apelaciones que estaba inmune en relación a un pequeño grupo de elementos clandestinos del hostigamiento, realizado por el General Félix Sanz Roldán, quien Corinna alegó que habían sido ejecutados por instrucciones de Juan Carlos cuando era rey de España”.asegura el equipo del demandante.

Según Corinna, el emérito ordenó el operativo de acecho

Según la defensa de Corinna, el emérito ordenó el operativo de hostigamiento y el espionaje en privado y no como un acto soberano del Estado.

Sin embargo, el juzgado entiende que estas instrucciones sólo podían darse en su calidad de Rey de España, por lo que le concede inmunidad para ese período previo a la abdicación.

“Esos hechos solo representan un pequeño aspecto del caso de Corinna. El grueso de su demanda está relacionado con el hostigamiento que supuestamente ocurrió tras su abdicación en junio de 2014. La Corte Superior ya había rechazado los intentos de Juan Carlos I de argumentar que es inmune en relación con esos hechos y, a pesar de los esfuerzos de Juan Carlos, la Corte de Apelaciones también rechazó previamente una revocación de esa decisión”, dice la nota.

Para la defensa de la demandante, actualmente residente en Reino Unido, la estrategia del emérito es retrasar el proceso judicial, pero a pesar de ello, la decisión de hoy significa que “puede seguir adelante”.

Según su versión, es previsible que los abogados del emérito plantean nuevas cuestiones procesalesaunque creen que el Alto Tribunal los rechazará y abrirá el camino a juicio.



Source link

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *