• El virus respiratorio sincitial afecta a los bebés y puede causar infecciones como bronquiolitis y neumonía.


  • “Con un 10% de positividad para la circulación del virus, ya estamos en una epidemia de VSR”, dicen los expertos


  • Las infecciones por VRS provocan entre 7.000 y 14.000 hospitalizaciones al año en España

pediatras advierten del aumento de casos de infecciones respiratorias provocadas por el Virus Sincitial Respiratorio (VSR). Aseguran que “ya estamos en una epidemia con alrededor del 10% de positividad de circulación del virus. Si bien, aún no llegamos al pico, ya se está notando en las Emergencias de algunos hospitales que se están colapsando”, dicen los pediatras consultados por NIUS, quienes aseguran que esto ha sucedido todos los años, excepto durante la pandemia.

Bronquiolitis, causada por este virus Es una enfermedad común durante los primeros años de vida. lo que provoca abundante mucosidad e inflamación respiratoria, lo que dificulta la respiración. Este virus puede vivir media hora o más en las manos y hasta 5 horas en algunas superficies. infecciones por El VRS provoca entre 7.000 y 14.000 hospitalizaciones cada año en España. A esto se suma que son la principal causa de infección respiratoria aguda en niños; convirtiéndose en el principal motivo de hospitalización por infección del tracto respiratorio inferior en niños menores de 2 años en países desarrollados y la segunda causa de muerte en lactantes menores de 12 meses a nivel mundial.

Casos en la última semana

Según el Sistema de Vigilancia de Infecciones Respiratorias Agudas (SIVIRA) y en concreto, la Vigilancia Centinela de Infecciones Respiratorias Agudas en Atención Primaria (IRAs), infecciones respiratorias agudas en niños de 0 a 4 años, los casos van en aumento de la última semana de agosto:

  • Semana 34: 829 (22 al 28 de agosto)
  • Semana 35: 854
  • Semana 36: 999
  • Semana 37: 1.560
  • Semana 38: 2.728
  • Semana 39: 3.284
  • Semana 40: 3.337

Los más pequeños, los más vulnerables

“El virus respiratorio sincitial (VSR) ha pegado fuerte”, afirma en su cuenta de Twitter el neonatólogo pediatra del Hospital Santa Lucía de Cartagena, José Ramón Fernández: “Ya está aquí y pega fuerte. Extremar las precauciones con los recién nacidos. Lavado de manos, mascarilla, lactancia y un AK-47 para ahuyentar a cualquier resfriado que se atreva a acercarse a 2 metros de la cría”.

Fernández asegura que, en estos momentos, hay que estar atentos porque este virus es muy contagioso y los más pequeños son los más vulnerables. “Un recién nacido con bronquiolitis, en los primeros 12 meses de vida, casi seguro terminará hospitalizado y requerirá hospitalización y de ahí que las plantas de UCI, pediatría o neonatología puedan colapsar”.

Así lo confirma Verónica Sanz Santiago, coordinadora del área de neumología pediátrica de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), quien asegura que “las Urgencias de los hospitales se están derrumbando porque se ha unido este virus con el virus de la gripe que también está afectando a los más pequeños (menores de 5 años).

Rosa Rodríguez, jefa de pediatría del hospital Gregorio Marañón, explica que si ya podemos hablar de una epidemia de RSV. “La infección de este virus se ha dado en forma epidémica todos los años de octubre a marzo, hasta que llegó la pandemia. Por lo tanto, nos saltamos la epidemia del año 20-21 que no existió, esto nunca había pasado. Sin embargo, volvió en el verano del 21 y todavía no ha recuperado la tónica típica de años anteriores. Este año se ha adelantado unos 15 o 20 días y ahora mismo estamos alrededor del 10% de positividad de circulación del virus. Ya podemos hablar de una epidemia de VRS en España”.

“Esto pasa todos los años porque es un virus estacional, aunque todavía no ha llegado lo peor, no hemos llegado al pico”, advierte Pedro Gorrotxategi, vicepresidente de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) que reconoce que estamos al comienzo de la ola y se esperan más casos a medida que avanzan los meses más fríos.

Se transmite con un simple estornudo

El jefe de pediatría del Hospital Gregorio Marañón insiste en que el VSR se transmite fácilmente al estornudar, toser o tocar algo que pueda tener el virus. Por eso, para prevenir el contagio”,es fundamental lavarse las manos con frecuencia, usar mascarilla, evitar espacios concurridos y mal ventiladosevitar grandes aglomeraciones, evitar visitar a familiares resfriados y no estornudar ni toser delante de los más pequeños”.

¿A qué signos debo estar atento? Los síntomas son claros, coinciden los pediatras. “Fiebre leve, tos, mucosidad notoria, sibilancias, negarse a comer, orinar menos o sibilanciasDeberías ver a un especialista. Normalmente empieza como un resfriado, a veces cuando son niños muy pequeños directamente con apnea, hasta se les hunde el pecho al respirar”, cuenta Fernández. Sobre todo, alerta, atención a los niños prematuros, o con alguna cardiopatía o dolencia previa, “son los que más hay que proteger”.

Algo en lo que también insiste la SEPAR. “Cuidado especial con niños menores de seis meses. Hay que llevar mascarilla, no llevar bebés a los centros comerciales y recibir pocas visitas”, dice Sanz.

La importancia de la prevención

Desde Atención Primaria aseveran que “se hace un seguimiento porque estos niños tienen dificultades respiratorias y dejan de comer. Por esta razón, hay que darles de comer mas veces y menos cantidad y limpiar muy bien sus fosas nasales para dejar entrar el aire. También es importante monitorear el oxígeno en la sangre. Si los pediatras ven que el oxígeno está bajo, los derivamos a Urgencias, algunos pueden acabar en Unidades de Cuidados Intensivos”, explica Gorrotxtegi.

Vigilancia y prevención. “Se habla mucho ahora de medicamentos para prevenir este virus, pero hay que saber que no lo hay. No existe un tratamiento específico para la infección por VRS, el único fármaco que existe es específicamente Recomendado para bebés prematuros y aquellos con enfermedades cardíacas o pulmonares.. Estamos a la espera de que la Agencia Española del Medicamento apruebe un medicamento para todos los niños, pero de momento está en estudio”.

El tratamiento de la bronquiolitis es un tratamiento de apoyo, enfocado a mejorar la insuficiencia respiratoria que se presenta, ya que Actualmente no existe un tratamiento etiológico. En este sentido, el desarrollo de técnicas de ventilación no invasiva y la oxigenoterapia de alto flujo han supuesto una mejora significativa en el manejo de estos pacientes. En el caso de los pacientes neonatales, la dotación de boxes de aislamiento en las Unidades Neonatales también ha supuesto una mejora en la atención de estos pacientes, que requieren un seguimiento continuo y cuidados de enfermería complejos.

Preocupación fuera de España

Los médicos en los Estados Unidos han hecho sonar la alarma sobre una afluencia inusual de casos de un virus respiratorio común que puede enfermar gravemente a los niños más pequeños y a algunos adultos. Los hospitales del país están viendo un aumento “sin precedentes” de casos de virus respiratorio sincitial (VSR), principal causa de infecciones del tracto respiratorio inferior como bronquiolitis y neumonía en niños menores de un año.

En Francia también han alertado de las altas cifras de hospitalizaciones por bronquiolitis, una infección de las vías respiratorias que afecta a los bronquios y bronquiolos, especialmente en los bebés menores de 2 años, y que ha motivado la puesta en marcha de un plan de refuerzo de los hospitales . “Es una epidemia que supera los picos epidémicos en más de diez años”señaló el ministro de Salud, François Braun, durante una intervención en el Senado.

Solo en la semana entre el 31 de octubre y el 6 de noviembre, pese al periodo vacacional en Francia por la festividad de Todos los Santos, 6.891 niños menores de 2 años acudieron a urgencias por casos de bronquiolitis. De estos, 2.337 tuvieron que ser hospitalizados y el 95% tenían menos de un año, según el último boletín oficial de salud. Esto supone un incremento de visitas a urgencias del 7% respecto a la semana anterior, cuando ya se registraban cifras preocupantes, y del 13% en el caso de las hospitalizaciones.



Source link

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *