(CNN) — El secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, le dijo a su homólogo turco, Hulusi Akar, el miércoles que “Estados Unidos se opone a que Ankara lance una nueva operación militar en Siria y está preocupado por los ataques aéreos turcos que amenazan al personal estadounidense en la región”.

Según un comunicado del Departamento de Defensa estadounidense (Pentágono), durante una conversación telefónica, Austin pidió a Akar que detuviera la escalada en el norte de Siria, y destacó la “fuerte oposición” del Pentágono a la nueva operación militar de Turquía.

El comunicado añade que el secretario de Defensa estadounidense ofreció sus condolencias por las víctimas del atentado de Estambul, así como de otros ataques ocurridos en el sur de Turquía, y reafirmó la “importancia de la relación estratégica” entre Washington y Ankara.

El martes, el Departamento de Defensa de EE. UU. anunció una reducción en el número de patrullas con las “Fuerzas Democráticas Sirias” (SDF) contra la organización “ISIS” en Siria, ya que las “SDF” dijeron que la invasión turca parecía “inminente”.

“Seguimos muy enfocados en contrarrestar la amenaza de ISIS, y una invasión terrestre pondría en grave peligro los avances logrados con tanto esfuerzo por el mundo contra ISIS y desestabilizaría la región”, dijo el portavoz del Pentágono, Pat Ryder, en una conferencia de prensa el martes. .

Agregó que Estados Unidos no ha redesplegado fuerzas en la región y no tiene una “capacidad decreciente”.

Un ataque aéreo turco en una base en el norte de Siria utilizada por la coalición liderada por Estados Unidos para derrotar a ISIS la semana pasada amenazó la seguridad del personal estadounidense que opera en el área.

Estados Unidos tiene casi 900 soldados en Siria.

Source link

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *