• Las temperaturas subirán progresivamente y volveremos a valores superiores a los normales para esta época del año


  • Octubre ha sido el mes más caluroso de toda la serie histórica desde 1961 en España con una anomalía térmica en torno a los 3,5 grados


  • Tampoco Europa ha observado termómetros tan altos en esta época del año desde que hay registros.

Lo confirman desde la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). “Esta bajada de temperaturas es temporal. Es cierto que estos días son más frescos que antaño, pero son normales para la época del año. El próximo viernes habrá otra bajada, que traerá las primeras heladas nocturnas en la meseta, propias de estas fechas. Pero, A partir del fin de semana y principios de la semana que viene, las temperaturas irán subiendo progresivamente y volveremos a valores superiores a los normales para esta época del año”, explica su portavoz, Rubén del Campo.

Las temperaturas pueden ser de uno a tres grados por encima de lo normal, según las predicciones de la Aemet del pasado jueves (este martes se actualizan los mapas).

Un octubre excepcional

Lo cierto es que las temperaturas se alargan. El ambiente de muchos días fue como si fuera el principio o el final del verano. Octubre ha sido excepcional. Salvo el primer día, el resto del mes ha sido más cálido de lo normal. Ha sido también el octubre más caluroso de toda la serie histórica desde 1961 en España con una anomalía térmica en torno a los 3,5 grados (falta el dato definitivo de la AEMET). La semana pasada esta anomalía estuvo 6 grados por encima de lo normal. Ciudades como Jerez de la Frontera (Cádiz) llegaron incluso un día a los 35 grados.

“Es algo muy inusual que un mes del año esté 3 grados por encima o por debajo de lo normal. Eso da una idea de que, además de batir el récord, lo ha hecho de manera contundente”, dice del Campo.

masas de aire caliente

El motivo de estas temperaturas más altas de lo habitual en esta época del año es que estamos teniendo una situación muy persistente de predominio de masas de aire cálido en la Península, asociado a la presencia de altas presiones provenientes de dorsales anticiclónicas. Esta situación se ha prolongado durante la mayor parte de octubre y seguramente continuará durante noviembre.

“Esto es como un rompecabezas, tenemos tormentas en el Atlántico y altas presiones que dominan Europa Occidental. Entre estas tormentas y estas altas presiones se generan corredores de vientos de componente sur, que son los que impulsan el aire caliente, que suele ir acompañado de neblina que hace que las temperaturas se disparen”, explica el portavoz de AEMET.

Situación anómala también en Europa

Europa está viviendo una situación similar con temperaturas también más cálidas de lo que cabría esperar. Nunca antes se habían observado termómetros tan altos en esta época del año. Con un mínimo de 20,4 grados, Austria registró hace dos días su noche más cálida a nivel nacional desde que existen registros de estas temperaturas.

Estas temperaturas superiores a lo normal traen, sin embargo, consecuencias muy negativas para el medio ambiente. El primero, por supuesto, es la sequía, lo que significa que no llueve en el momento en que debería caer la mayor cantidad de lluvia. Con unos pantanos al 30%, la situación empieza a ser alarmante.

Además, existe el riesgo de incendio. “No hay agua, el campo está muy seco y la perspectiva de lluvia es muy baja, salvo en Galicia y un poco en el noroeste de Castilla y León. Con esta canalización de los vientos y en ausencia de precipitaciones, el riesgo de incendios forestales es muy alto”, explica Rosalía Fernández, responsable de meteorología de Mediaset.



Source link

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *