• Las ocupaciones se están reduciendo ligeramente en 2022 después de una década en aumento


  • La preocupación por las ocupaciones se multiplica por seis en las personas situadas más a la derecha, según el CIS


  • Una encuesta europea muestra que España es uno de los lugares donde hay menos asaltos domiciliarios, pero donde hay más preocupación en la población

El barómetro del CIS de octubre muestra que el la preocupación por la ocupación de la vivienda está en la parte inferior, con un 0,2% de los encuestados que lo consideraron el principal problema del país.

En total, el 1% de los encuestados lo cita como primer, segundo o tercer motivo de preocupación, muy por detrás de la crisis económica (44%), aunque empatado con la violencia de género y por encima del fraude fiscal.

Más a la derecha, más preocupación por los ‘okupas’

El CIS nos permite esbozar un poco más a quién le preocupa este fenómeno. Entre los que están a la derecha del espectro político en un nivel de nueve de cada diez se encuentran el 6,6% quien citó la ocupación como un problema en España. Por partidos políticos, dentro del segmento ideológico conservador, el porcentaje que lo considera un problema es el siguiente:

  • Voz: 4,2%
  • JxCAT: 2,3%
  • Ciudadanos: 1,3%
  • PP: 1,2%

Por edad, las personas de 55 a 74 años son las que más lo consideran un problema (2,2%). En cualquier caso, son porcentajes muy bajos; pero ten en cuenta que la ocupación como problema es una novedad del CIS de octubreno apareció en septiembre ni en otros barómetros recientes.

¿Un miedo justificado?

Los datos de ocupación siempre están sujetos a interpretación. Según estadísticas del Ministerio del Interior, los delitos relacionados con este fenómeno han pasado de unos 10.600 en 2010 a poco más de 17.000 en 2021, aunque en lo que va de 2022 van disminuyendo ligeramente (unos 300 delitos menos que en los mismos meses del año anterior).

Estos datos tienen otro problema. No discriminan entre allanamientos (ocupaciones de casas en las que vive alguien) y usurpaciones (ocupaciones de casas deshabitadas). Ambos son delitos, pero el primero es más grave porque además de atacar la propiedad, viola la intimidad de las víctimas.

El Instituto Nacional de Estadística discrimina entre estos dos delitos. Los últimos datos, de 2020, reflejan que hubo más de 3.100 condenas por usurpación, frente a 185 por robo. Esta cifra es la mejor referencia disponible para calibrar por qué se dice que el saqueo es residual y la usurpación, la forma mayoritaria de ocupación.

¿Cómo nos comparamos con Europa?

España es uno de los países de la Unión Europea donde menos robos o asaltos a viviendas se registran. Esto se desprende de la encuesta preparada por la Agencia Europea de los Derechos Fundamentales (FRA). Según este informe elaborado por la FRA, cuando se le preguntó si ¿Alguien ha entrado en su casa o propiedad sin permiso y ha robado o ha intentado robar algo en el último año? El 98% de los encuestados en España respondió que no. Sólo el 2% dijo que sí.

Pero la proporción se invierte si pregunta si le preocupa que le roben. España es entonces uno de los países, junto con Chipre y Grecia, donde existe mayor preocupación. El 42% de los españoles consultados afirma estar muy preocupado por sufrir una intrusión de este tipo en su hogar en los próximos 12 meses. El 32% se considera “algo preocupado”. 14%, poco preocupado y 12%, nada preocupado.

Un hombre 'desokupa' su casa dotada de barrotes de hierro en Murcia

Un hombre ‘desokupa’ su casa dotada de barrotes de hierro en Murcia

La encuesta, aunque no aborda específicamente la ocupación, ha sido interpretada por más de una cuenta en las redes sociales como la constatación de que España es el país número 21 en cuanto a allanamientos de morada, pero es el segundo en cuanto a preocupación.

“España: De los países con menores niveles de allanamientos de morada, pero el segundo más preocupado por ellos (Fuente: Encuesta FRA 2021). Hace reflexionar sobre el papel de los medios de comunicación y los intereses comerciales de ciertas empresas de seguridad en generar miedo sin un fundamento real”, escribe en Twitter el criminólogo Juanjo Medina.

Con esta encuesta, sin embargo, volvemos a ver las limitaciones de los datos disponibles para sacar conclusiones sobre ocupaciones de viviendas, ya que en este caso preguntamos por allanamientos de morada, pero con el fin de robar, no de vivir en ellas.



Source link

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *