• El principal imputado, el conocido empresario del ocio nocturno Bartolomé Cursach, ha quedado finalmente en libertad por falta de pruebas


  • La Fiscalía pidió inicialmente un año y medio para Cursach y tres años y medio de prisión para Sbert


  • El empresario del ocio nocturno mallorquín ha pasado de imputado a víctima

Uno de los escándalos más notorios de supuesta corrupción policial en los últimos tiempos finalmente ha quedado en nada. El principal acusado, el conocido empresario del ocio nocturno Bartolomé Cursach, ha sido finalmente puesto en libertad por falta de pruebas.

Bartolomé Cursach ha sido liberado y absuelto de los quince delitos que pesaban sobre su espalda. El empresario del ocio nocturno mallorquín ha pasado de ser el acusado ser la víctima. En la sesión de este miércoles se escuchó al fiscal, Tomás Gómez, disculparse entre lágrimas: “Los acusados ​​han sufrido una injusticia. El cambio de la Fiscalía se debe a un mínimo intento de reparación del daño”.

Cursach fue juzgado, entre otros delitos, por dirigir una organización criminal formada por policías locales que extorsionaban a empresarios mallorquines para obligarlos a cerrar sus locales y eliminando así la competencia. A medida que avanzaba el juicio, las pruebas contra el empresario y los agentes eran cada vez más más difusos y los testimonios menos sólidos. Aun así, Cursach y otros acusados ​​pasaron varios meses en prisión preventiva.

De acusados ​​principales a acusados ​​absueltos

El juicio del caso Cursach, que comenzó el 13 de junio de 2022 en Palma con una veintena de imputados, ha visto este miércoles sentencia con solo dos personas imputadas en el caso, los policías locales Gabriel Mayol y Josep Mayans.

La audiencia oral, que ha acogido la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Illes Balears, Terminó así el 30 de noviembre con la mayoría de los acusados ​​absueltos, luego de que la Corte formalizara su absolución el martes luego de que las partes retiraran todas las acusaciones en su contra.

El empresario y magnate de la vida nocturna mallorquín Bartolomé Cursach, cuyo apellido da nombre a la causa, y el Consejero Delegado del Grupo Cursach, Bartolomé Sbert, se quedan así pagado después de haber sido los principales acusados.

La Fiscalía solicitó inicialmente para ellos un año y medio y tres años y medio de prisión, respectivamente, tras modificar su acusación una semana antes del juicio. En dicha modificación también fue absuelto a otros acusados.

Después de meses de juicio, el Ministerio Público finalmente optó por retira tu acusación, considerando que no existe ningún signo incriminatorio hacia ninguno de los imputados.



Source link

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *