• 12 ciudadanos indios dormían en colchones en el suelo y tenían visado de un día en España


  • Un vecino dio la voz de alarma por el constante tránsito de personas en un edificio en construcción


  • Una agencia de viajes falsa cobraba 3.500 por billetes de avión y alojamiento

Una vecina llamó para avisar a la Policía Municipal que vio un movimiento constante de personas en un lugar que estaba en construcción, sito en la calle Vigo número 7, en el madrileño distrito de Retiro. Una patrulla acudió al lugar. Cuando llamaron a la puerta, un ciudadano egipcio que les permitió entrar. ellos encontraron 12 personas hacinadas en condiciones infrahumanas: dormían sobre colchones en el suelo, junto a sus mochilas, en un espacio insalubre. Según informaron, cobraron 20 euros cada uno por poder pasar la noche.

Entonces descubrieron un red que traficaba con seres humanos, a través de una agencia de viajes falsa. Los interesados ​​procedían de India o Pakistán. A ellos cobraron unos 3.500 euros por el viaje, incluidos los billetes de avión y el alojamiento. ellos tienen un Visado de entrada y salida de España solo por un día. Madrid les sirvió como paso intermedio y tuvo como destino final otros países de Europa o Canadá.

Este lugar había sido habilitado después de que la Policía Nacional cerrara el albergue la semana anterior ‘La Perla del Lujo’, Situado en la planta baja del número 3 de la calle de estroncio, en el distrito de Villaverde. Regentada por el mismo ciudadano egipcio, se anunciaba en plataformas como Booking o Tripadvisor: “Situada a 8,7 km de la estación de tren de Atocha, ofrece vista al jardín. Todas las habitaciones tienen cocina y baño compartidos“, se lee en las descripciones.

Literas compartidas y falta de seguridad.

Una vez que los inmigrantes llegaron a Madrid, fueron alojados en manera clandestina en ‘La Perla de Lujo’. Las imágenes de las páginas de internet muestran un piso reformado, limpio, cerca del metro y con Internet. Dos ciudadanos colombianosUn hombre y una mujer, ellos cuidaron de ellos. También a los huéspedes que realizaron sus reservas a través de las páginas web, donde se puede leer la reseñas criticando las instalaciones.

Germán fue uno de los últimos clientes: “No hay un lugar seguro para dejar las pertenencias. Pequeño espacio para tantas camas y tanta gente. fotos engañosas“, denunció.

En septiembre Sofía escribió: “La la habitación es bastante pequeña para nueve camas y tuve que poner mi cabeza en el otro lado del colchón para estar cerca de la ventana por el calor, Literalmente, a través de la cerca, alguien podría llegar y tomar mis cosas o directamente agarrarme la cara. Las escaleras son difíciles de usar, se mueven y hacen ruido.”

María especificado: “Poner tres cabañas de tres pisos son nueve personas en totalen un terreno de aproximadamente 25 metros cuadrados y peor aún aceptar que dormir dos personas en una camaeso hace que sean al menos 10 personas en un ambiente que considero pequeño”.

Según ha explicado el gerente a los agentes de la Policía Municipal, en el nuevo local destinados a construir una pensión y hubo incluso dibujado en la pared el plan, dividiendo un espacio en tres habitaciones, con varias literas cada una. No había solicitó los permisos y no tenía licencia para realizar esta reforma. Cuatro de los migrantes fueron detenidos por violación a la ley de inmigración porque tenían una visa vencida.



Source link

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *