La investigación se inició en enero tras cinco robos en enero en los que sustrajeron material y dinero vale 700.000 euros. Los delincuentes atacaron dos cajeros bitcoin, un estanco, una empresa de material electrónico y una tienda de lujo en Paseo de Gracia.

“Estos productos se vendían en las cercanías de Madrid. En el mercado ilícito tienen una buena salida. Esta itinerancia la detectamos especialmente en el eje Madrid-Barcelona”, ha explicado el subinspector del área central de investigación criminal del patrimonio de los mossos, Jonathan Herrera.

Tras un año de investigación, Mossos y Guardia Civil llevaron a cabo una macrooperativo que acabó con seis detenidos, cuatro de ellos acusados ​​de ser los autores materiales de los robos. Las otras dos personas están acusadas de revender los artículos en el mercado negro. Entre todos ellos hay 235 antecedentes. Tres detenidos han ingresado en prisión.

Tecnología de punta para cometer hurtos

“Ellos robaron vehículos de lujo y gran cilindrada en la provincia de Madrid con los autores de los secuestros. El grupo disponía de todos los elementos electrónicos de última generación para cometer los robos. Doblaron las placas, para no asociar el vehículo y dificultar la investigación”, explicó el teniente Raúl Rico, jefe del área de crimen organizado de la Guardia Civil.

Los detenidos actuaron siempre de noche y tenían “una gran voracidad”, ya que habían venido a cometer hasta 8 crímenes en la misma noche. Se desplazaban por varias provincias y seleccionaban los establecimientos a los que entraban mediante el alunizaje o la maza, según el tipo de recinto de cada establecimiento.

Los objetos sustraídos fueron transportados a Madrid donde tenían varios destinatarios de la mercancía en el mercado ilícito. “Estaban especializados en el robo de telefonía móvil, estancos y ropa de primeras marcas“, ha señalado.

Delincuentes nacionales criados en la cultura alunica

El grupo estaba formado por jóvenes de los barrios de Villaverde y Vallecas, que “tenían Han crecido en esa cultura del alunicero“, asegura la Guardia Civil. Destaca también la alta itinerancia del grupo: “La primera fase empezó en Madrid y luego viajaron por todo el territorio nacional, como Barcelona, ​​Albacete, Ciudad Real, Soria o Tarragona”, explicó Rico.

residían en casas en Madrid, varias de ellas ocupadas. “Nunca dejaron constancia documental en esas viviendas y mostraban un alto nivel de vida, con ropa de marca y un restaurante de alto nivel”, según los investigadores.

Mossos y Guardia Civil calculan que el perjuicio económico por los elementos sustraídos y los daños ascienden a 850.000 euros. Los detenidos, de nacionalidad española, suman 235 registros entre todos ellos.



Source link

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *