El crítico estado del matrimonio entre Ana María Aldón y José Ortega Cano se ha convertido en uno de los principales titulares de los medios. El final de una relación que ha sido muy comentada en los programas de Telecinco, pero que el pasado fin de semana quedó relegada a un segundo plano por un motivo muy especial.

El diseñador andaluz Dio la bienvenida a sus 45 primaveras el pasado 19 de noviembre. Un arranque de cumpleaños que arrancó durante su transmisión en vivo por Fiebre nocturna de Mediafestdonde se reencontró con Rocío Carrasco y cuya complicidad no sentaría bien a la familia Ortega y la rama mediática de los Mohedanos.

A pesar de que todo había ido muy bien anoche Fiebre nocturna de MediafestAna María Aldón no pudo evitar estallar en llanto tras acudir al plató de Fiesta ese mismo sábado por la situación forzada que se creó con su exmarido. y es que, El programa se había puesto en contacto con el ex diestro para enviarle un mensaje de felicitación al diseñador, propuesta a la que se negó rotundamente.

«Me tengo que ir de viaje curiosamente. Es que hay un problema, porque no lo veo bien, porque nos vamos a separar, y ahora no cuadra”, estaba justificado. Una actitud que, pese a todo, Ana María Aldón entendió a la perfección. Pero eso no impidió que se emocionara por cómo había terminado con todo entre ellos.

“Le están pidiendo algo que no ve normal, y yo tampoco lo veo normal y me parece bien que no lo haya hecho, porque ya lo ha hecho en privado”, le confirmó a Emma García. Pero, esta actitud desdeñosa de la diseñadora cambió por completo cuando los medios le preguntaron nuevamente, días después, si su esposo le había regalado algo especial. Temas que fueron abordados por Ana María con mucho humor y una gran sonrisa en la cara.

Ana



Source link

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *